Facebook Twitter Contacto Contacto de Prensa Hacé tu donación
     

Información General

Banner
Banner
Banner

El Comité CEDAW le recomendó a la Argentina ratificar el Convenio Marco para el Control del Tabaco para proteger a las mujeres del tabaquismo

161027 cedawEn el día de hoy el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) presentó sus recomendaciones al Estado Argentino y expresó su preocupación por el elevado consumo de tabaco entre las adolescentes, que en nuestro país fuman más que los varones.

(Buenos Aires, 18 de noviembre) El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de Naciones Unidas presentó en el día de hoy sus recomendaciones al Estado argentino tras la evaluación del informe periódico entregado por referentes del gobierno durante el 65° período, que tuvo lugar en Ginebra el mes pasado. Al igual que en 2010, el Comité reiteró su preocupación por la situación de las mujeres argentinas en relación a la epidemia del tabaquismo y recomendó al país ratificar el Convenio Marco para el Control del Tabaco con el objetivo de reducir el elevado consumo tabaco especialmente en las adolescentes, que tienen en la actualidad un mayor índice de consumo que los varones.

Estos puntos estaban incluidos en el reporte que presentaron la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC Argentina), el O' Neill Institute for National and Global Health Law, la Fundación para Estudio e Investigación de la mujer (FEIM), la Fundación para el Desarrollo de Políticas Sustentables (FUNDEPS) y la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIAR) al Comité CEDAW el pasado 31 de octubre. Belén Rios, abogada de FIC Argentina e integrante de la delegación argentina que estuvo en el último período de sesiones del Comité en Ginebra, señaló: "Es la segunda vez que el Comité de CEDAW incorpora la problemática del tabaquismo y subraya la necesidad de que nuestro país ratifique el Convenio Marco para el Control del Tabaco. Esperamos que estas recomendaciones sean un impulso para que el Estado argentino cumpla con su obligación de proteger la salud de las mujeres y comience a incluir la perspectiva de género en el diseño e implementación de políticas de control de tabaco".

El Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS es un tratado internacional de salud pública que entró en vigor el 27 de febrero de 2005 y que ha sido ratificado por 180 países. Este Convenio se elaboró como respuesta a la preocupación sobre la propagación mundial de la epidemia del tabaquismo y las consecuencias que esta epidemia tiene para la salud pública. Argentina es el único país de América del Sur y uno de los pocos del mundo que aún no lo ha ratificado. La ratificación del CMCT, además de ser una medida irremplazable para la aplicación efectiva de políticas de control de tabaco, es una herramienta eficaz para reducir la pobreza y la inequidad en salud. En este sentido, su ratificación e implementación ha sido reconocida por los nuevos Objetivos de Desarrollo Sustentable como un indicador específico de cumplimiento para el desarrollo sostenible.

En nuestro país, 11.731 mujeres mueren por año a causa del consumo de tabaco. Argentina tiene uno de los índices de consumo de tabaco más altos de América Latina y, entre los adolescentes, las chicas fuman un 20% más que los varones. Esto refleja que la epidemia del tabaquismo se está desplazando de varones a mujeres y además, a igual consumo, el tabaco provoca mayor daño en la salud de las mujeres que presentan más susceptibilidad que los varones a padecer eventos coronarios así como también mayor gravedad y precocidad de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). A su vez, la mortalidad femenina por cáncer de pulmón está en constante crecimiento. Por otra parte, las mujeres presentan más barreras para dejar de fumar y tienen menores porcentajes de éxito en la cesación que los varones. Además tienen mayores dificultades para acceder al diagnóstico y los tratamientos adecuados para las complicaciones que padecen como consecuencia del consumo de tabaco. Dada esta situación, es necesario avanzar con políticas públicas de control de tabaco con perspectiva de género que se propongan frenar esta tendencia y reducir la brecha de inequidad.

Click acá para ver el documento con las recomendaciones

Más