Facebook Twitter Contacto Contacto de Prensa Hacé tu donación
     

General Information

Banner
Banner
Banner

1 de cada 3 empleadas y empleados públicos no fumadores están expuestos al humo de tabaco en su oficina

170202 empleados

Así lo reflejó una encuesta realizada por FIC Argentina y ALIAR a empleados públicos de ministerios de salud, educación, desarrollo social y otros organismos gubernamentales provinciales de 7 ciudades argentinas. Si bien hay un amplio apoyo a la legislación de ambientes libres de humo, el relevamiento evidencia la necesidad de mejorar el cumplimiento de la normativa para proteger la salud en todos los espacios de trabajo.

 

(Buenos Aires, 2 de febrero) Una encuesta realizada por la Fundación Interamericana del Corazón Argentina (FIC Argentina) y la Alianza Libre de Humo Argentina (ALIAR) a 1061 empleadas y empleados públicos de los poderes ejecutivos de la Ciudad de Buenos Aires, La Plata, Neuquén, Mendoza, Paraná, San Juan y Ushuaia reflejó que el 34% de las personas no fumadoras estuvieron expuestas al humo de tabaco ajeno uno o más días en la semana previa a la encuesta. En este punto, se identificaron importantes diferencias entre ciudades: 58% estuvieron expuestos a humo ajeno en La Plata; 55% en Mendoza; 35% en Paraná; 34% en San Juan; 30% en CABA; 26% en Ushuaia y 7% en Neuquén.

La investigación, realizada entre abril de 2015 y junio de 2016, buscó conocer el grado de exposición a humo ajeno en oficinas públicas y, en paralelo, indagar sobre la percepción de las empleadas y empleados públicos en relación al cumplimiento de las normas de ambientes libres de humo. En este sentido, el 75% de las personas encuestadas señaló que su percepción de cumplimiento de la ley fue "muy buena" o "buena", mientras que el 25% restante indicó que fue "regular" o "mala".

En 2011 la Argentina sancionó la Ley Nacional N° 26.687 que establece la implementación de ambientes 100% libres de humo de tabaco en todos los espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo. Además, 18 provincias más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires han adherido a esta ley nacional o han sancionado normas propias que establecen la prohibición de fumar en espacios cerrados de acceso público. Se trata de una norma que tiene amplia aceptación en la población: el 95% de las empleadas y empleados de oficinas públicas encuestados apoyan la legislación que prohíbe fumar en espacios cerrados de acceso público y lugares de trabajo.

"A pesar de la vigencia de normativas y del amplio apoyo que reciben de la población, la investigación reflejó que es necesario fortalecer la implementación de las regulaciones de ambientes libres de humo en los edificios públicos. El incumplimiento varía según la región del país y el problema es más grave aún en algunas jurisdicciones como en La Plata, provincia de Buenos Aires, donde la ley de ambientes libres de humo continua sin ser reglamentada, lo cual dificulta el control y cumplimiento", señaló Cinthia Shammah, investigadora de FIC Argentina.

Ernesto Ruiz, de ALIAR y coordinador de la investigación, agregó: "El cumplimiento de la normativa no sólo implica la protección de las personas no fumadoras de los efectos de la exposición al humo de tabaco si no que también colabora a la desnaturalización del acto de fumar. La implementación y cumplimiento de la norma de ambientes 100% libres de humo ayuda a las personas a dejar de fumar, disminuye la iniciación entre los jóvenes y aumenta las posibilidades de que no se fume en los hogares. Es imprescindible que las autoridades gubernamentales hagan cumplir las normas a través de planes de implementación y control de los ambientes libres de humo en oficinas públicas así como en otros lugares donde aún hay problemas de cumplimiento".

La encuesta reflejó que, en caso de encontrarse frente a una persona fumando en un ambiente cerrado, el 44% de quienes no fuman suelen tener una actitud activa frente a las violaciones a la norma, como plantear una queja a las autoridades o pedirle a la persona que fuma que apague el cigarrillo. Esta actitud activa se observó con mayor frecuencia en aquellas ciudades donde se registró una percepción de cumplimiento mayor. Esto implica que en las ciudades donde la norma se cumple menos, el empoderamiento es relativamente bajo y la mayoría de las personas tolera que se fume en su lugar de trabajo, aunque la norma lo prohíba.

El humo de tabaco contiene más de 4 000 productos químicos, de los cuales al menos 250 son nocivos y más de 50 causan cáncer. La exposición al humo de tabaco en lugares cerrados es una de las principales causas de muerte evitable en el ámbito laboral y un problema grave de salud pública mundial. En la Argentina 6000 personas no fumadoras mueren cada año por exposición a humo de tabaco ajeno. La legislación de ambientes 100% libres de humo es un paso decisivo para avanzar en la protección de la salud de la población.

Click acá para conocer el reporte de la investigación

Click acá para conocer más información sobre ambientes 100% libres de humo de tabaco

Más